El Réquiem de Mozart en la Sala Nezahualcóyotl: la ninfa de la muerte


DSC05001_somacles

El pasado 29 de Octubre fui testigo de la interpretación de una de las composiciones más bellas y pasionales jamás concebidas por la mente humana. La Sala Nezahualcoyotl se vistió de gala y fue en el recinto universitario donde pude apreciar por primera ocasión, el que distintos artistas convocados pudieran demostrar una tremanda fuerza y sutileza al momento de objetivar las notas de Mozart. Si bien es cierto que el talento mexicano es asombroso (Fernando de la Mora, Zaira Soria, Verónica Alexanderson y Daniel Cervantes, en sincronía con el coro filarmónico de la UNAM y la Orquesta Ensamble Filarmonía), también es necesario considerar que la última obra musical del genio austriaco se caracteriza por un grado de dificultad alto pues las armonias corales y orquestales son un urdimbre de sentimientos y notas, por lo que, algunas fallas en la interpretación pudieron asomarse cual tímida sirena detrás de una roca de mar, lo cual, desde luego, no demerita la atracción pulsional hacia la misma. Fue precisamente el hecho de la posesión musical, la revelación de locura ante la muerte, –el Sturm und drang (tormenta y pasión) del compositor–, la materia con la que este himno a la muerte es capaz de transmitir los pensamientos y el estado de ánimo de Mozart antes de morir.

Es la antes mencionada transmisión sentimental del Réquiem, la que  comienza a inaugurar, lentamente, una nueva puerta en la historia de la música (y del arte en general), a decir, el Romanticismo, y me parece interesante mencionar a propósito del telos profundamente oscuro, solemne e infinito del movimiento romántico, el hecho de la síntesis creadora o revelación de conocimiento cual opinión aristotélica de la felicidad o eudaimonía: <<Quizá la felicidad […] pueda venir a nosotros […] como ocurre con los nymphólēptoi y los theólēptoi, que entran como estado en estado de ebriedad por inspiración de un ser divino, o bien a través de la fortuna>>. Al respecto, Roberto Calasso comenta <<Está claro qué es lo que une a los […] tipos de felicidad: su carácter abrupto. La ninfa o lo divino o la fortuna son potencias que actúan repentinamente, capturan y transforman a su presa>>.

Si llevamos hasta al límite los conceptos expuestos, me atrevo a proponer que no únicamente la posesión creadora, reveladora, contiene en sí a la felicidad o se dirije hacia ella, sino que una vez que la mente es dominada por el trance, seducida, capturada por la divinidad, –la muerte en Mozart–, las ideas comienzan a exponerse, develarse, ordenadamente en desorden o a desordenadamente en orden y el resultado es el fenómeno artístico desde el punto de vista del compositor, es decir, la contemplación, lo que así provoca algo más que felicidad, tal vez locura, tal vez la muerte. Tal vez no sepamos qué buscaba Mozart al componer el Réquiem (¿felicidad? no creo), composición creadora que agotó su espíritu, pero en definitiva se puede afirmar que la ninfa de la muerte sedujo  su intelecto y le reveló el conocimiento del estado mental que hoy en día, sentimos en su última composición: desesperación, tristeza y enormidad. Así suena el réquiem de Mozart, abrupto y también nivelado con sutilez tonos de ensoñación y salvación; más allá de la sacra misa musicalizada, el Réquiem de Mozart es un llamado que apela por la redención creacional.

Es indispensable comentar que el evento se llevó a cabo entorno y en beneficio de la Fundación Comparte Vida A.C., misma que desde hace 11 años se dedica a apoyar desde diversas aristas (filantrópica, científica) el tratamiento contra la leucemia, enfermedad que año con año reporta muertes en todo el mundo. Si deseas más información o apoyar a la lucha contra esta enfermedad, visita: http://www.fundacioncompartevida.org.mx/

DSC04995

DSC04984

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: