Libros inesperados: Cuentos inolvidables según Julio Cortázar


CuentosInolvidablesRecuerdo que era una tarde como cualquiera. Aquel día todo discurría como normalmente acaece una rutina no aburrida de la vida. El Sol se ocultraba detrás de unas nubes grises que amenazaban con alterar el movimiento citadino que no gusta de la lluvia y la gente empezaba a mostrar una actitud desdeñosa al caprichoso clima de la Ciudad de México. ¿Por qué será que en días tan cotidianos, pequeños eventos cambian el curso de los recuerdos? Me parece que ello es el significado de lo inesperado, de la no preparación para algún hecho futuro. Es así como el desprendimiento de mi mentalización termina postrando mi vista en un estante de alguna librería en la cual no pensaba terminar. El nombre de Julio Cortázar salta a la vista y tras previo detenimiento, el libro ahora está en mi poder mientras lo analizo, lo hojeo, trayendo como consecuencia, la aparición de la silueta y después de la imágen completa en mi imaginación de una mujer cuyas preferencias literarias no puedo pasar por alto. Sonrío para mis adentros. A mi alrededor, la gente me parece indiferente. Aún no logro entender cómo es que las personas pueden convivir y no co-existir en algún lugar: alguien tose y nadie habla, alguien se cae y nadie le ayuda a levantarse, alguien canta en voz alta y el mundo de las miradas parece caerle encima en una posible muestra de crítica e inaceptación social. Ahora cantar con el alma es condenado, no pasa del efímero instante de atraer comentarios y repeler humanidad. O tal vez sí sé por qué es que esto sucede y sólo gusto de engañar a mi yo interno con futiles criterios que giran alrededor del ser humano.

En la contraportada, la descripción ahí mostrada me convence, y sin siquiera imaginar el destino de aquél libro, mi memoria lo inmortaliza en la limitada temporalidad de mi vida. Curiosa es la aparente contradicción del sujeto trascendental. Este no es un relato vanguardista, ni clásico, no es ni un poema, ni un cuento ni una novela. Es tan sólo una descripción que por pequeña que parezca, puede albergar pulsiones inesperadas. A veces, lo sencillo es lo más bello. Ahora el librito es mío, ahora el librito ha dejado de ser mío y es tuyo. Es nuestro.

Cuentos inolvidables según Julio Cortázar. Editorial Alfaguara.

“El puente sobre el río Buho” Ambrose Bierce.

Tlön, Uqbar, Orbis Tertius” Jorge Luis Borges.

“Un recuerdo navideño” Truman Capote.

“Conejos blancos” Leonora Carrington.

“La casa inundada” Felisberto Hernández.

“Éxtasis” Katherine Mansfield.

“Un sueño realizado” Juan Carlos Onetti.

“William Wilson” Edgar Allan Poe.

“La muerte de Iván Ilich” León Tolstoi.

1 comentario
  1. Brisa dijo:

    si, yo tambien ya lo tengo🙂
    es mío!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: