Opinión, conocimiento, sabiduría y el papel de la filosofía en la ciencia, el arte, la vida y la sociedad en general


la_escuela_de_atenasMenudo título que se me ha ocurrido para inaugurar los viernes filosóficos. Algunos camaradas me han mencionado que pretendo demasiado con las entradas del blog en general, pero me parece que lo que ellos entienden como pretensión, yo lo veo como ejercicio del pensamiento universitario o universal así que procuremos asumir lo aquí expuesto en principio, como ideas al vuelo que en cierto punto pueden converger en grandes síntesis. Miren, sucede que hablar de filosofía es un tópico tan extenso, que si trataramos con detalle cada tema, cada autor, en realidad que nunca acabaríamos pues la filosofía es la catarsis del pensamiento más grande, más general y de las más difíciles de procesar por nuestra experiencia. En realidad, todos somos filósofos cuando en algún momento de nuestra vida, nos preguntamos por mínimo que sea, el significado de nuestra existencia, o qué es lo que existe más allá de lo que podemos ver o simplemente qué sucede después de la muerte. Sin duda, que más de uno habrá llegado a conclusiones inciertas y confusas, lo cual es bastante natural dada nuestra imperfección y lo limitado de nuestras nociones en relación con las grandes preguntas de la humanidad. A mi parecer, ser filósofo es ser pensante, pero ser pensante curioso, ya sea llevado por el análisis o las pasiones. Es indagar, cuestionar, criticar, proponer y a final de cuentas, vivir para morir sintiéndonos vivenciados en co-existencia.

Regresando al titulo, creo que con tal, se puede resumir a grandes rasgos lo que expondré los viernes. Apasionantes debates se nos presentarán a lo largo de la Historia y de la Historia del pensamiento o de las ideas, cuyas conclusiones, configuran el espectro o a la estructura social en la que descansamos (o incluso se configura el nihilismo deconstructivo, ¿quién sabe?). Me parece que moriré y no terminaré de escribir sobre filosofía, por lo que esta materia (si es que se le puede rotular como tal) requiere de capacidad de exclusión en primer lugar y en segundo, de sintetizar y poner en su lugar las grandes piezas del rompecabezas. Por ahora les adelanto que pondré especial atención a cinco figuras del pensamiento, que son: Sócrates, Platón, Aristóteles, Kant y Hegel. Pero no me vayan a criticar prematuramente por lo que parece una banal selección, sino que estos pensadores son una especie de columnas de soporte en las que descansa gran parte del amor por el conocimiento, así como de las ideas que han movido (y siguen moviendo) al mundo.

Me dispenso por la enorme cantidad de lagunas que los lectores encontrarán, consideren que el espacio es muy limitado, por lo que esta entrada tiene como objetivo señalar el perfil por el cual seguiremos las entradas de inicio de fin de semana de tal forma que he elegido un orden lineal histórico con la exposición del pensamiento de diversos protagonistas y ¿por qué no? corresponderlo en comentarios con los demás temas de esta parcela virtual, seguramente en otro día o en la exposición mensual de temas elegidos. Ahora bien, seguramente más de alguno se preguntará ¿y por qué filosofía? ¿qué importancia tiene para mí o para ti o para alguien? Bien, pues por lo menos en lo que se refiere a este blog, creo que la filosofía es una especie de principio motor pues en alguna definición se ha asegurado que la filosofía no sirve para nada, sino que las demás ciencias sirven a la filosofía. En esta definición se aprecia el carácter de generalidad como unidad, o como tendencia a la misma. Los médicos, abogados, economistas, sociólogos, demás profesiones,  artistas y científicos en general, en algún momento han topado camino con las ideas, por lo menos,  de los clásicos griegos. ¿Por qué es así? Me parece que la filosofía ha sido desplazada a últimos términos dada la forma en la que la sociedad se ha desarrollado en siglos recientes. ¿Para qué saber filosofía si por ello no me pagan (lo suficiente para mis requerimientos)? ¿Dónde han visto ustedes empresas que contraten filósofos como capital humano asalariado? La imágen del filósofo se ha presentado como una especie de prejuicio sobre la sombra que proyecta la sociedad que fluye de la incapacidad (falta de poder) de comprender que nuestro entorno, la realidad, derivan del todo/nada filosófico.

Y como un servidor solito se está aburriendo de pretender escribir una generalidad y se pierde en puro Bla Bla Bla, apelaré por las sabias palabras de Wittgenstein, “el límite de mi mundo es el límite de mi lenguaje”, algo así como que estamos limitados en pensamiento por nuestras propias palabras y el lenguaje no es más que un falso y ambigüo cascarón que no logra consensuar nada. Bien, incluso este pensamiento es criticable desde varias aristas, pero pese a ello, dependerá de la forma en la que manejamos las ideas, en la que logremos canalizar el conocimiento o de lo contrario podríamos terminar igual de locos que el pobre de Nietzsche. Ah, ya lo olvidaba, les adelanto que soy un existencialista declarado, por lo que no se sorprendan ante la angustia que pueda expresar ante la finitud del ser humano, que es a su vez un tema bastante provocador y de fuerte impacto para los cimientos que nos constituyen como humanos. Prometo bibliografía en cada entrada, pese a que la misma tiende a infinito (por supuesto en sentido figurado), así que ¡alegraos! que no habrá carestía de contenidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: