Modernidad y posmodernismo


logo-clioCon esta imágen de Clio, la musa griega, empezaré los martes de Historia, aclarando muy bien lo que de ahora en adelante entenderemos por la misma. Normalmente, cuando se nos habla de Historia, se comete el error de nombrar Historia a la Historia política. ¿Acaso no se habla de personajes, batallas, tratados, civilizaciones, revoluciones y demás? Pero creo justo asignar a la Historia el papel que merece en una materia mucho más general de lo que podemos imaginar. De hecho, se han escrito tratados muy extensos tratando de definiar a la Historia. A mi parecer, uno de los personajes que mejor lo trata es Hegel, que entiende a la historia como el “movimiento” del espíritu a través del tiempo, en su acepción absoluta y  objetiva. Por supuesto que estas definiciones las podemos definir con mayor precisión y delicadeza en el día asignado a filosofía, pero lo que quiero dar a entender con una generalida histórica, es dejar a un lado la vieja idea que confunde a la Historia con la Historia política, precisamente porque la segunda se encuentra contenida dentro de la primera, de tal forma que podemos describir la Historia de las ideas, del arte, de la técnica, ciencia y demás. Así que esto nos lleva a un dilema porque si podemos tratar de Historia en general, entonces todas las entradas son históricas, como por ejemplo la entrada del día de ayer donde hablamos de economía, apelando por las ideas de pensadores del pasado que han marcado la forma en la que entendemos el mundo. Una vez hecho esto, podemos concluir, que únicamente sin contar las entradas de puedan hablar de coyuntura, este blog mantendrá una implícita línea histórica vista como el aprendizaje del pasado en cuanto base de nuestro conocimiento presente y la aplicación que podamos hacer del mismo. Así que para esta primera entrada, quisiera hacer una introducción a dos épocas que han sido fascinantes en cuanto bagaje conceptual (teórico, político, científico, artístico) en relación con nuestra actualidad (2009). Con esto no quiero decir que prefiera dichas épocas, sino que las manejo como importantes en cuanto se encuentran cercanas a la forma que manejamos las ideas actualmente, de hecho, estamos viviendo el posmodernismo, por lo que empezemos con la modernidad.

Entender la modernidad, es entender las diversas épocas anteriores a la misma, pero a su vez, es entender el posmodernismo actual en la medida en que es una reacción a la modernidad. Así que tenemos dos procesos, a saber, el proceso de entendimiento de las características sintéticas de la modernidad como unidad del conocimiento pasado (oriental, griego, escolástico y renacentista) y el segundo proceso que sería el de entendernos actualmente a partir de la modernidad, para finalmente hacer un último doble proceso que sería autocriticar la posmodernidad una vez entendida la modernidad y reafirmar el espacio que le corresponde a la modernidad. Llamo a este proceso, doble proceso de dialéctica, que logra “reforzar” el autoconocimiento enfocado a una autoconciencia. Con esto último quiero decir que al igual que los lunes de economía, los martes de historia tendran relación unos con otros, e incluso, ahora me viene a la mente, podemos hacer “ciclos de historia local”, como por ejemplo breviarios de la Historia de México en relación con los sucesos acontecidos en la modernidad o ¿por qué no? también de la posmodernidad.

Una vez entendido esto, podemos  hacer énfasis en los siglos XVI, XVII y XVIII como del desarrollo de ideas capitales, principalmente en occidente. Varios sucesos son cruciales: La Revolución Inglesa, Revolución Francesa, Revolución Industrial (o primera revolución industrial), consolidación de las naciones, inicios del auge del capitalismo y gestación de las ideas socialistas que más tarde verán su desarrollo en las primeras décadas del siglo XX, para después, en la sexta década, dar inicio a la posmodernidad. Así que será interesante dar seguimiento a los martes puesto que veremos como las diversas áreas del conocimiento se “entremezclan” para dar un verdadero sustento a la forma de entender la Historia. Tenemos pues muchísimos personajes que tratar, desde la tradición oriental, pasando por los griegos, hasta las grandes corrientes políticas, filosóficas y económicas del siglo XVII, por lo que me parece será tendremos bastante masa histórica que procesar, decantar, describir, analizar, y criticar para finalmente poder hacernos de una mejor opinión del curso actual de los sucesos mundiales y nacionales, por lo que doy por “finalizada” esta somera introducción a los martes históricos y continuaremos con una breve descripción musical.

480px-Beethoven

Más adelante en este blog, podremos darle completo mérito biográfico a Beethoven, pero en esta ocasión, quiero comentar un poco de la novena sinfonía del músico que es mi parecer, una de las más bellas sinfonías jamás compuestas y una genialidad musical en cuento expresión de la humanidad. Me parece que en su última sinfonía, existe un deslindamiento total con el clasicismo y escuchamos una operática grandiosidad del romanticismo. Este movimiento reaccionario a la edad de la razón, apela por la liberación del ser humano a través de la naturaleza, del sentimiento, de las pasiones y en general de un ser humano más completo y profundo que no cae en la soberbia de considerar a la razón el único motor del “progreso” humano. De hecho, la sinfonía es una especie de musicalización del poema Oda a la alegría de Schiller, el gran escritor alemán, o por lo menos así es en el cuarto y más famoso movimiento. Les dejo los links a youtube de este último movimiento, porque recuerden que siempre es preferible tener un acercamiento con lo que describimos, por lo menos en cuestión musical y la parte que musicalizó Beethoven del poema de Schiller. En próximas entradas, cuando tratemos el romanticismo, podremos ahondar en el pensamiento que siguió a la edad de la razón y me parece podremos disfrutar mucho más, esta pieza maestra de la Historia.

Traducción literal del alemán al castellano)

Texto en español

¡Oh amigos, dejemos esos tonos!
¡Entonemos cantos más agradables y llenos de alegría!

¡Alegría, hermoso destello de los dioses,
hija del Elíseo!
¡Ebrios de entusiasmo entramos,
diosa celestial, en tu santuario!
Tu hechizo une de nuevo
lo que la acerba costumbre había separado;
todos los hombres llegarán a ser hermanos
allí donde tu suave ala se posa.

Coro

Aquel a que la suerte ha concedido
una amistad verdadera.
quien haya conquistado a una hermosa mujer
¡una su júbilo al nuestro!
Aún aquel que pueda llamar suya
siquiera a un alma sobre la tierra.
Más quien ni siquiera esto haya logrado,
¡que se aleje llorando de esta hermandad!

Coro

Todos beben de alegría
en el seno de la Naturaleza.
Los buenos, los malos,
siguen su camino de rosas.
Nos dio besos, vino
y un amigo fiel hasta la muerte;
Voluptuosidad le fue concedida al gusano
y al querubín la contemplación de Dios.

Gozosos como vuelan sus soles,
a través del formidable espacio celeste,
recorred así, hermanos, vuestro camino
gozosos como el héroe hacia la victoria.

¡Abrazaos millones de criaturas!
¡Qué un beso una al mundo entero!
Hermanos, sobre la bóveda estrellada
Debe habitar un Padre amoroso.
¿Os postráis, millones de criaturas?
¿No presientes, oh mundo, a tu Creador?
Búscalo más arriba de la bóveda celeste
¡Sobre las estrellas ha de habitar!

2 comentarios
  1. Krisstyna dijo:

    ….Quien no conoce la historia está destinado a conocer los mismos errores…

  2. Yoselin dijo:

    Estoy convencida de que la historia es simple construcción de conocimiento, lucubración de un modelo explicativo de la realidad y potencialmente una abstracción de nuestro “pasado”; aunque cabe destacar que el análisis histórico, los hechos históricos analizados a nivel general, nos remiten a un pasado extraordinario; en la ciencia histórica no se habla del pasado cotidiano, de las acciones inmediatas de cualquier ente, de la vida de Benito, Juan o Simone a menos que dicho ser tenga un impacto real en lo social, es decir, que tales motes contengan un Mussolini, Juárez, un “sin Tierra”, un de Beauvoir.
    Con la historia se intenta dar sentido ante un pasado putrefacto y un futuro redentor. La humanidad, tiene como teleología, la idea de la posibilidad del progreso sistemático y la armonía; por lo cual establecen atalayas conceptuales, apotegmas desde los cuales se logrará dirigir la mirada, se crean conceptos, supuestos y deducciones que van en la búsqueda de la salvación. Viéndolo desde cualquier arista, el hombre, ya tiene por naturaleza racional una serie de preceptos que ha ido adquiriendo por experiencia o por transmisión de padres, instituciones o de su entorno, por lo tanto, desde mi parecer, la historia siempre será subjetiva.
    Toda historia es la historia del pensamiento; en un proceso natural el pasado es un pasado superado y muerto, pese a esto, tenemos un derecho como entes dotados de una masa encefálica, de generar ideas, ya sean científicas, artísticas o dogmas de fe, ¿Cuál tiene validez? eso no lo sabemos. Los procesos cognoscitivos y de construcción social, rectificados y ponderados hasta el cansancio, son en ultima instancia excluyentes y opresores; de esta manera es posible que el estado de podredumbre e iniquidades que envuelven el escenario social no sea consecuencia del desarrollo histórico de la humanidad de sus etapas, del momento o los errores, sino de la espiral de sus estructuras de pensamiento de origen, del azaroso devenir de los conceptos que dan estadía y significado a nuestra existencia. La razón instrumental nos ha quedado corta al preguntarnos como hemos llegado a conformar el mundo en el que vivimos.

    “No kindly law of nature will save us from the fruits of our ignorance”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: