La Literatura a través del tiempo y su análisis


LibroMuertosMetropolitanInauguramos nuestros miércoles de Literatura con un esbozo general de lo que trataremos en este blog. En realidad, escribir de Literatura no es tan sencillo como se pueda pensar porque no es exclusivamente el proceso de descripción literaria el que nos interesa. Creo que para ese caso, nos podríamos contentar con hacer reseñas de libros, comentarlos un poco y tener un acervo principalmente descriptivo en cuanto deslindado de los demás saberes. La Literatura es un bastísimo universo de relato y análisis del ser en el tiempo. Es por ello que me parece imperativo contemplar desde la Literatura Oriental, pasar por la antigüedad clásica, la Edad Media, el renacimiento, etc, hasta la Literatura del Siglo XX y la contemporánea, pero siempre en íntima relación con la Religión, la Historia y la Ciencia. De hecho, tenemos que aclarar también que por lo general se tiende a entender como Literatura aquella a la que nos han acostumbrado en nuestra educación (Homero, Dante, Cervantes, Proust, Kakfa, Sartre, etc.) pero que tras un previo análisis, claramente se nos presenta como Literatura artística, lo cual no implica que esta sea la única Literatura, habiendo a su vez, Literatura de índole científica, antropológica, etc. Me parece que los lectores de esta parcela virtual, van comprendiendo grosso modo cómo es que voy a manejar su contenido, por lo que no creo pertinente por el momento, ahondar en detalles técnicos pues en el transcurso de los días se irá apreciando con claridad necesaria y suficiente que los miércoles literarios tendrán principalmente una acepción clásica del entendimiento de esta materia. Por lo que empecemos con la literatura egipcia y procederemos en posteriores entradas a comentar la literatura oriental.

Dentro de la Literatura de Oriente, encontramos la egipcia, asirio-babilónica, hebrea, hindú, china y persa, principalmente. El día de hoy escribiré un poco al respecto de la literatura egipcia.

LITERATURA EGIPCIA Y SUS PRINCIPALES ESCRITOS

A lo largo del tiempo, diversos temas han captado la atención tanto de todos nosotros, como la vida, la muerte, la religión que de alguna u otra forma hemos tratado con mayor o menor interés. Es curioso observar que pese a que “todo” cambia, ciertos temas se mantienen constantes y la cultura egipcia como muchas otras, es un latente ejemplo de esto último. Así que temas como la religiosadad, el más allá, la divinidad, son características de esta civilización. Sus grandes construcciones como las pirámides o la momificación son precisamente ese acercamiento del ser humano hacia una eternidad de la vida, así como las costumbres, la jerarquía social y todos aquellos elementos que conforman una ideología cultural, que es a fin de cuentas, una ideología social. Gracias a la egiptología, se ha podido desentrañar el misterio de los grabados jeroglíficos en piedra y papiro, así como a diversos testimonios, -entre ellos el de Herodoto- que nos han ayudado a comprender mejor la fomar de ser egipcia y todo el bagaje cultural que ello implica. Así, escritos como las Máximas de Ptahotep, que se considera el libro más antiguo del mundo con contenido de guianza y consejo, la Instrucción a Merikere, reflector de la vida social en su conjunto, el Canto del arpista y el Diálogo del misántropo con su alma, textos que tratan sobre hedonismo el primero y el cansancio ante la existencia el segundo, así como las Admoniciones de un sabio egipcio que trata de los males de la región, nos encontramos frente a una admirable riqueza del comportamiento práctico e ideológico de los seres humanos que nos han dejado en su papel egipciano, enseñanzas que no son meramente antropológicas, sino filosóficas, arquitectónicas y científicas en general.

Un libro que merece especial atención es el El libro de los muertos que describe las cualidades del alma humana para poder llegar a ser inmortal. En realidad, para los egipcios no había un proceso de muerte entendido como finitud, sino que aspiramos a una continuidad de la vida a través de nuestros méritos. En el entender de la cultura egipcia, una vez muertos, iniciamos un viaje en el que sorteamos diversos obstáculos y si logramos superarnos, el mismo Osiris (dios de la resurreción) nos juzgaría y Thot, -escriba de los dioses-  por medio de una balanza donde por un lado estaría nuestro corazón y por el otro la pluma de la justicia, decidiría nuestro destino. Pero para ello necesitaríamos declamar ciertas oraciones infaliblemente para así merecernos un lugar en la inmortalidad.

Como se podrán dar cuenta, la Literatura egipcia junto con su tradición social, conforma principalmente un todo religioso, que no pasaría de ser simple cultura general, si no lo relacionaramos con el advenimieneto de nuevos textos, -principalmente de los griegos-, hacia nuestro entender contemporáneo. De hecho, una parte importante de la cultura actual es la ausencia de un convencimiento religioso (¿cuántos de nosotros no nos consideramos agnósticos, u otros ateos o simplemente no creyentes?). Evidentemente que no podemos entender la religiosidad a la forma de loe egipcios, pero sin duda que el concepto de la religion parece que se entiende de distinta forma en cuanto que nosotros, el ser humano individual, crea conforme sus decisiones su “propia religiosidad”, así que somos independientes de cualquier metafísica u religión antropológica, por lo que alguien podría aducir que en realidad la religiosidad no ha “muerto” sino que simplemente se ha transformado de acuerdo a los canones del pensamiento liberal (ojo! no me refiero al liberalismo), independiente de cualquier ser o seres superiores y creadores. Espero que estas disquisiciones, las podamos tratar en su momento porque son muy importantes y de hecho nos podemos perder si caemos en sofismas de interpretación.

Para terminar con la entrada literaria del día, les dejo un fragmento traducido al inglés (una disculpa, no encontré una decente traducción al español, si alguien la encuentra, por favor deje un comentario con el enlace) del libro de los muertos. De hecho son dos enlaces, el primero es el libro completo y el segundo el enlace a la completa declaración de la inocencia, de la cual, abajo pueden consultar un fragmento. Por cierto, para los miércoles literarios me basaré en un par de libros que pueden ser de interés para aquellos que quieran seguir estas entradas y son: 1) Montes de Oca, Francisco. Literatura Universal, Editorial Porrúa, México, 2003 y 2) Boorstin, Daniel J. Los creadores, Crítica, España, 2008 (este libro también tiene vasto contenido sobre corrientes musicales, historia de la religión, y del arte en general). También habrá bibliografía complementaria que iré citando en su momento, pero me parece que estos dos libros son una muy sólida base para la continuación de las entradas literarias. También hay otro librito menor de contenido muy general, pero que me ha acompañado desde hace muchos años y merece la pena incluir por su especial significación para mi persona; 3) Edmée Álvarez, María. Literatura Universal a través de autores selectos, Editorial Porrúa, México, 2004.

“The Declaration of Innocence-Chapter 125Introduction

What should be said when arriving at the Hall of Justice, of Two Truths, purging N [the deceased] of all the forbidden things he has done, and seeing the faces of all the Gods.

Spell for descending to the broad hall of Two Truths:

N shall say:

Hail to you, great God, Lord of Justice! I have come to you, my lord, that you may bring me so that I may see your beauty, for I know you and I know your name, and I know the names of the forty-two gods of those who are with you in this Hall of Justice, who live on those who cherish evil and who gulp down their blood on that day of the reckoning of characters in the presence of Wennefer. Behold the double son of the Songstresses; Lord of Truth is your name. Behold I have come to you, I have brought you truth, I have repelled falsehood for you.

I have not done falsehood against men, I have not impoverished my associates, I have done no wrong in the Place of Truth, I have not learnt that which is not, I have done no evil, I have not daily made labor in excess of what was to be done for me, my name has not reached the offices of those who control slaves, I have not deprived the orphan of his property, I have not done what the gods detest, I have not slandered a servant to his master, I have not caused pain, I have not made hungry, I have not made to weep, I have not killed, I have not turned anyone over to a killer, I have not caused anyone’s suffering, I have not diminished the food-offerings in the temples, I have not debased the offering cakes of the gods.

I have not taken the cakes of the blessed, I have not copulated illicitly, I have not been unchaste, I have not increased nor diminished the measure, I have not diminished the palm, I have not encroached upon fields, I have not added to the balance weights, I have not tempered with the plumb bob of the balance. I have not taken milk from a child’s mouth, I have not driven small cattle from their herbage, I have not snared birds for the gods’ harpoon barbs, I have not caught fish of their lagoons, I have not stopped the flow f water in its seasons. I have not built a dam against flowing water, I have not quenched a fire in its time. I have not failed to observe the days for haunches of meat. I have not kept cattle away from the God’s property, I have not blocked the God at his processions.

I am Pure. I am pure. I am pure. I am pure. My purity is the purity of this great Phoenix that is in Heracleopolis, because I am indeed the nose of the Lord of Wind who made all men live on that day of completing the Sacred Eye in Heliopolis in the 2nd month of winter last day, in the presence of the lord of this land. I am he who saw the completion of the Sacred Eye in Heliopolis, and nothing evil shall come into being against me in this land in this Hall of Justice, because I know the names of these gods who are in it.”

http://www.touregypt.net/bkofdead.htm

http://www.touregypt.net/bod3.htm

Teatro de la Ciudad de México

Para finalizar, recuerden que los miércoles son de Literatura y Fotografía, por lo que les dejo esta foto tomada por un servidor en el Teatro de la Ciudad de México en el evento inaugural del festival de cine Africala 2009. Como mis conocimientos en teoría fotográfica no son los suficientes, he decidido llevar cada miércoles una especie de semanario fotográfico donde postearé esas instantáneas de varios lugares a los que he ido, que ahora pienso, son también pretexto o razón perfecta para salir de viaje. Nótese el estilo francés y recordemos un poco que en la época del presidente Porfirio Díaz, la ciudad de México y en general la ideología de las “altas esferas” se encontraba plenamente influenciada por las corrientes francesas del siglo XIX, de tal suerte que México se “afrancesó” cuestión que no es del todo mala (“mala” en cuanto ausencia de ideas o corrientes artísticas e intelectuales originales o propias de nuestro país) pues dejó un legado cultural muy importante, incluido, por supuesto, el monumental y bellísimo Palacio de Bellas Artes (Los que lo conozcan no me pueden dejar mentir). No soy fotógrafo experto, pero espero les guste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: